Viviendas sostenibles

Una vivienda sostenible es una construcción capaz de aprovechar los recursos naturales y servicios pero con la gran diferencia de que estos son amigables con el medio ambiente, es decir uso energético sin necesidad de la industrialización de parte de las empresas y con las adecuaciones de vivienda para un mejor funcionamiento.

Ubicación de las viviendas

Es recomendable que las viviendas sostenibles se encuentren en contacto directo con la naturaleza y sin muros que impidan o dificulten su contacto con los medios naturales como el sol y el aire que son los que proveerán la energía para su vital funcionamiento.

Materiales para su construcción

Las viviendas sostenibles tienen la misma función que una vivienda normal, que es la de proveer un techo seguro y como para las personas, pero lo que las diferencia es el tipo de conexiones que se utilizan y la obtención de los servicios por medios naturales como el aire y el sol, aprovechando los recursos de un medio ambiente sin tener que dañarlo, así como también la reducción económica innecesaria ante este nuevo estilo de vida.

Recomendaciones con la ventilación en el hogar  

La ventilación es otro de los aspectos esenciales de este tipo de edificaciones, ya que evita la estanqueidad del aire en los ambientes del hogar.

La limpieza y mantenimiento del cableado y de los equipos que transforman el medio en energía renovable debe ser constante y revisada aproximadamente cada año.

La habitabilidad de la vivienda

Un elemento clave, ya que este tipo de viviendas son totalmente recomendables por estar clasificada como una vivienda casi natural al gastar un 50% menos que una normal, ya que además de dotar de iluminación y de bajo consumo propone una mejor calidad de vida sin dejar de ser cómoda.

Costo de los equipos en la actualidad

Los equipos sostenibles para esta clase de viviendas en la actualidad son totalmente accesibles ya que no llegan a superar los 400$, sin mencionar que su funcionamiento y la garantía se extiende durante años además de ser fácil de transportar y de manejar. 

Con este tipo de iniciativas que se van extendiendo con el tiempo y en distintas zonas es más fácil preservar y cuidar el medio ambiente.